Compartir

La horchata es uno de los productos más conocidos de la Comunidad Valencia pero su éxito no se queda aquí. La NASA ha considerado la chufa como un alimento adecuado para los viajes espaciales gracias a los beneficios que aporta, y es que además de tener una gran cantidad de vitaminas es buena para la vista y el colesterol.

Este tubérculo se usa principalmente para la horchata. Sin embargo, también sirve para hacer harinas, aceites u otros productos derivados como mueslis o cremas de cacao. Entre las últimas peculiaridades de la chufa destaca un nuevo uso de lo más peculiar y es que parece que hay unos animales que se han aficionado a su consumo: los peces.

Sólo en Valencia se cultivan unas 8.000 toneladas anuales de chufa, cifra muy similar a la producción africana situada en 10.000 toneladas. Para conocer la procedencia de la horchata que consumimos basta con un simple vistazo al etiquetado.

Desde la Denominación de Origen Chufa de Valencia tienen claro cuáles son los dos ingredientes clave para que una horchata sea superalimento: el clima mediterráneo y la humedad de la huerta valenciana. Todo ello hace que la chufa sea idónea para consumir tanto en el espacio como en la tierra en cualquier época del año.