Compartir

25.000 metros cuadrados será el espacio que Rain Forest Valencia utilizará para su próximo gran proyecto. Un parque fluvial de aventuras ubicado junto a Bioparc y el Parque de Cabecera que ya ha sido presentado ante el Ayuntamiento de Valencia.

Se trata de una apuesta donde el agua será la auténtica protagonista y es que gracias a esta inversión se instalarán ríos, playas fluviales y un innovador “canyoning” donde los visitantes podrán interactuar con este elemento natural.

Vegetación exuberante, esculturas de piedra y rocas de lava trasladarán a los valencianos hasta Asia, el hábitat que finalmente se ha escogido para este parque. En él se incluirá un templo de Angkor y una gruta subacuática con pasarelas y tirolinas que dotarán al espacio de un ambiente de acción y aventuras para el disfrute de toda la familia.

Además, los amantes de los animales no quedarán defraudados ya que con Bioparc a su lado se realizará una ampliación del parque incluyendo nuevas especies amenazadas del continente asiático que podrán conocerse una vez se inaugure esta área prevista para 2019.

Gracias a este ambicioso proyecto de Rain Forest donde se estima una inversión de 12 a15 millones de euros también se crearán cerca de 70 puestos de empleo. Una cifra que podría crecer si con el paso del tiempo este parque fluvial se convierte en todo un referente de la Comunitat Valenciana.