Compartir

(EFE).- La Falla San José de la Montaña – Teruel, junto con la empresa tecnológica Quasar Dynamics, han desarrollado la aplicación (App) “Veig la falla” que permite a las personas con diversidad funcional visual poder disfrutar del monumento fallero a través de un dispositivo móvil Android o iOS.

La App ha sido diseñada y testada para detectar en qué ninot se encuentra el usuario para que, mientras toca la falla y de forma autónoma, le narre cuál es la escena en la que se encuentra.

“Es un proyecto totalmente innovador y solidario”, ha señalado el presidente de la falla, Salvador Vallés, quien ha añadido que a pesar de ser una “falla modesta” formada por 121 adultos y 84 niños no dudaron en ningún momento en realizar esta iniciativa altruista.
“La sociedad necesita hacer por los demás cosas solidarias”, ha indicado el promotor del proyecto, Javier Ginés, quien ha comentado que les ha costado cuatro meses desarrollar esta aplicación.

“Queremos que de alguna manera las personas con diversidad funcional visual puedan ver las fallas y sentir de cerca un monumento”, ha añadido Ginés. Según este promotor, el proyecto ha culminado con éxito y resulta muy fácil la utilización de la aplicación, que cuenta con tres opciones, una para el monumento grande, otra para el infantil y otra en la que te explican la historia de la falla.

El deportista paralímpico David Casinos apadrina la presentación de la app “Veig la falla”.

“Esta App tiene un vínculo directo con la sociedad”, ha señalado el realizador de Quasar Dynamics, Javier Ortizá, quien ha añadido que con anterioridad intentaron sin éxito que la Empresa Municipal de Transportes (EMT) de València la adquiriese.

Los organizadores han utilizado además cinco dispositivos “beacon” que serán distribuidos a través del monumento grande y del infantil y que, mediante ondas de corto alcance con tecnología Bluetooth 4.0, pueden comunicarse con un teléfono móvil o tableta hasta una distancia de unos cincuenta metros.

Como si fuera un GPS, cada “beacon” (formado por una pila y un chip) dispone de una señal única que permite conectar, enviar y recibir información al dispositivo receptor estableciendo un canal de comunicación vivo y personalizado según la localización del usuario y de la baliza.

“Es una oportunidad de oro para que los invidentes y personas con baja capacidad visual podamos disfrutar de las fallas y enterarnos de la historia de los monumentos”, ha indicado el atleta paralímpico español, David Casinos. “Antes no podíamos seguirlas y ahora con un solo dedo tenemos tanta información como deseamos gracias a la tecnología”, ha añadido Casinos, quien se confiesa un “gran disfrutador” de las Fallas.