Compartir

Un bloque de hielo está a punto de desprenderse de la barrera Larsen C, en la Antártida occidental. El bloque resultante mide unos 6.000 kilómetros cuadrados de superficie y sería “uno de los mayores icebergs jamás registrados”, según  la Agencia Espacial Europea en un comunicado. La institución vigila la barrera con la misión Cryosat y que es capaz de detectar cambios de dos milímetros en las capas de hielo antárticas.