Nathaly
Compartir

Las tareas de búsqueda de Nathaly Salazar, la joven valenciana de origen ecuatoriano que se desapareció en Perú, continúan. Después de que los padres la chica de 28 años que se encontraba en el país sudamericano de vacaciones denunciasen que habían perdido el rastro de su hija en la ciudad de Cuzco ante la Policia Nacional, son los agentes peruanos los que se están encargando de peinar la zona para encontrar cualquier indicio sobre el paradero de Nathaly.

“Vamos a continuar la búsqueda, ya que aún no tenemos indicios, con la ayuda de la unidad especiales”, han asegurado los responsables de la investigación y que llegaron en camionetas policiales hasta Moray, una zona arqueológica ubicada a 57 kilómetros al noroeste de la ciudad del Cuzco, y recorrieron el lugar acompañados por perros especialmente entrenados.

Por su parte, el jefe de la Policía de Turismo del Cuzco, Pedro Pérez, señaló a los periodistas que recibieron el reporte de la desaparición de Salazar, de 28 años, el pasado viernes, presentado por el administrador del hostal donde se hospedaba la joven. “Ante ello la unidad especializada se viene abocando a las diligencias pertinentes que permitan ubicar a esta turista”, indicó antes de decir que hasta el momento solo tienen “la seguridad de que salió en horas de la mañana del 2 de enero con dirección a Moray”.

La Policía ya recopiló los vídeos de vigilancia en el Pariwana Hostel, de la ciudad de Cuzco, donde se alojó sola el pasado 28 de diciembre, y también revisó, en presencia de un representante de la embajada de España en Perú, sus pertenencias en la habitación que ocupaba, según indicó a Efe un encargado del establecimiento.

La familia de Nathaly es originaria de Ecuador aunque reside en Valencia desde hace quince años, por lo que el Consulado General de España en Lima hace un seguimiento del caso desde que tuvo conocimiento de su desaparición.