Compartir

El libro Amb molt de gust, editado por el Ayuntamiento y la Acadèmia Valenciana de la Llengua, con la colaboración del Museu Valencià d’Etnologia, recoge un vocabulario en valenciano (y con imágenes) de productos relacionados con la alimentación, con la traducción de cada nombre a otros seis idiomas (castellano, inglés, francés, alemán, italiano y portugués). El ejemplar, presentado hoy con motivo del Día Internacional de la Alimentación y como preámbulo de la cumbre de alcaldes y alcaldesas que se reunirán en València del 19 al 21 de octubre para reflexionar sobre la alimentación sostenible, también explica dos de los cultivos tradicionales valencianos, el arroz y la chufa.

El alcalde de València, Joan Ribó, acompañado del concejal de Gobierno Interior, Sergi Campillo, y otros miembros del equipo de gobierno, ha presentado junto con el presidente de la Acadèmia Valenciana de la Llengua, Ramon Ferrer, “esta guía que recupera y dignifica, al mismo tiempo que universaliza, el nombre en valenciano de los alimentos”. Así, según ha explicado el alcalde, este libro contribuirá a la difusión de la forma valenciana de muchos productos, frutas, verduras, cereales, incluso especies aromáticas, con el objetivo de promocionar el valenciano en uno de los ámbitos de uso más cotidiano.

Joan Ribó, que ha asegurado que la forma de alimentarse condiciona la vida de las personas, ha recordado “el compromiso de la ciudad de València, que quiere contribuir para que la alimentación mundial sea cada vez más adecuada y sostenible”. “Queremos ser un referente permanente, aportar una milenaria cultura alimentaria ligada a una huerta única y pródiga, a tradiciones centenarias como la tira de contar, a sus mercados tan singulares, la riqueza y variedad de una oferta que se denomina en seis idiomas en la publicación que hoy presentamos, ligada a la capitalidad mundial”, ha reiterado.

Por lo que respeta a la cumbre que se celebrará esta semana en València, el alcalde ha explicado que se trata de una cita “sobre la alimentación y su relación directa con la salud, sobre la carencia de alimentación, sobre la oportunidad y la necesidad de mejorar y cambiar hábitos, de alimentarnos de forma más sana, de frenar el despilfarro de alimentos”.

Por su parte, el presidente de la Acadèmia Valenciana de la Llengua, Ramon Ferrer, ha afirmado que la designación de València como Capital Mundial de la Alimentación Sostenible, condición en el marco de la cual se celebrará la mencionada cumbre de responsables municipales, “es un hecho sociocultural de especial relevancia no solo por lo que significa de punto de encuentro de los representantes de las ciudades que han subscrito el Pacto de Milán, sino también porque ejemplifica la voluntad de convertirse en una ciudad más justa, solidaria y comprometida con los objetivos de reducir el derroche de alimentos, preservar la biodiversidad y mitigar los efectos del cambio climático mediante un sistema sostenible de producción de alimentos”.

Tanto el alcalde como el presidente de la Acadèmia Valenciana de la Llengua han agradecido la tarea del Museu Valencià d’Etnologia de la Diputación de València, encargado de la redacción de los apartados dedicados a los cultivos tradicionales. Al acto también han asistido la concejala de Agricultura, Huerta y Pueblos de València, Consol Castillo; el concejal de Comercio, Carlos Galiana; la concejala de Cultura, Gloria Tello, y los concejales M.ª Àngels Ramon-Llin y Manuel Camarasa. También estaban presentes el alcalde de Sagunto, Josep Francesc Fernández, y la alcaldesa de Godella, Eva P. Sanchis i Bargues, y varios académicos de la AVL.