Compartir

La comida de los hospitales nunca ha gozado de reconocimiento pero esto podría cambiar gracias a la última iniciativa impulsada por el Hospital de La Ribera. Desde este centro sanitario se ha fijado el objetivo de combatir la desnutrición hospitalaria que afecta a día de hoy a entre el 35 y el 65% de los pacientes europeos a través del impulso de la alta cocina.

Además de Kristian Lutaud, los chefs internacionales Steve Anderson y Bernd Knöller también se han sumado al reto planteado desde Ribera Salud. Cada uno de ellos ha elaborado recetas atractivas para enfermos de diferentes patologías demostrando que sí es posible acercar la alta cocina al ámbito hospitalario.

Postres para diabéticos sin azúcar o dietas pancreáticas con cocina china son algunas de las apuestas gastronómicas elaboradas por los tres chefs. Todos estos platos han sido preparados con unas recetas llamativas pero sin olvidar una fácil reproducción para facilitar el cocinado en los hospitales. Y es que gracias a esta apuesta la alta cocina inicia así una nueva etapa en los centros sanitarios valencianos.