Paso peatones 3 D
Compartir

El municipio de Almussafes se ha convertido en la primera localidad de España en disponer del primer paso de viandantes en tres dimensiones termofusible, un reductor de la velocidad único para una mejora exponencial de la seguridad vial, lanzado al mercado por la empresa española TECNOL. El alcalde, Toni González, y el inspector jefe de la Policía Local, departamento desde donde se ha coordinado el proyecto, han acompañado a los técnicos de la empresa en la colocación de este sistema.

Vehículos y peatones pueden disfrutar. ya, del primer paso de peatones tridimensional, que se ha colocado en la calle Ausiàs March, número 18, junto al Pabellón Polideportivo Municipal, una vía urbana por la que diariamente transitan una gran cantidad de vehículos y que se encuentra muy próxima a edificios públicos de referencia, como las Piscinas Municipales, el Centro de Salud y el Centro Cultural, y también a diversas zonas verdes, puntos de destino de una gran cantidad de vecinos y vecinas.

Para el presidente del ejecutivo, Toni González, “con esta iniciativa damos un paso más en el desarrollo de las políticas innovadoras en los diferentes ámbitos de nuestra gestión pública. En esta ocasión, experimentamos con tecnología revolucionaria de vanguardia para conseguir una mejora de la seguridad vial de peatones y vehículos, además de continuar trabajando en la prevención de los accidentes de tráfico”.

La experiencia tridimensional es la que asegura que los conductores tengan la sensación de ver entre 3 y 5 bloques, en función del ancho de la calle, como si de un paso elevado se tratara. Es precisamente esta característica la que provoca una reducción de la velocidad de los vehículos que transitan por la calle, un hecho que en Almussafes se podrá comprobar de primera mano en los próximos días.

En este sentido, el Consistorio de Almussafes testará el resultado del producto, en cuya instalación es esencial el calor para conseguir una fijación con mayor durabilidad, con la finalidad de valorar la continuidad del proyecto en otros puntos del casco urbano, principalmente en las inmediaciones de los centros educativos, e incluso en las áreas industriales.

Aunque los pasos de cebra 3D realizados con pintura antideslizante, existen en países como Islandia, Alemania o India y, a nivel nacional, en la localidad castellonense de Vila-Real, el municipio de Almussafes ya es el primero de España que ha apostado por el sistema termofusible, doce veces más duradero que la pintura convencional y con una mayor capacidad de adherencia al asfalto. Tal y como explican desde la empresa, “a diferencia de los que se instalan con pintura convencional, los termofusibles o termoplásticos son menos invasivos y económicos. Entre las características que los hacen únicos, el hecho de que sean antideslizantes, reflectantes e impermeables al gasoil y aceite”.

“Confiamos en que esta señal termofusible, que provoca un efecto de tridimensionalidad y que resulta mucho menos invasiva que los otros tipos de reductores de velocidad en el mercado, como badenes o cojines berlineses, tenga una gran acogida por parte de nuestra ciudadanía”, destaca el concejal de Seguridad Ciudadana, Faustino Manzano.