Compartir

(EFE).- El expresidente de la Diputación de Valencia Alfonso Rus  ha asegurado hoy que todavía está “fuerte” y ha añadido que “no puedo dejar solos a los del PP de Valencia”.

En cuanto al asunto de las residencias Savia en Xàtiva, Rus ha recordado que tiene 66 años, que lleva desde los 14 trabajando, que ha sido veinte años alcalde de su localidad y que fue el PP el que logró que se construyera en el municipio una residencia, gracias a un expediente “impoluto” donde todo lo ejecutaron los técnicos y los funcionarios.

En ese proceso, ha explicado, como alcalde fue el “director de orquesta”, el cual “ni toca el clarinete, ni toca el trombón, ni toca el tambor. Simplemente hace así y los otros se ponen en marcha”, igual que ha cuestionado a quienes creen que él, como en el fútbol, “tira el córner, el remate y se pone de portero”, las tres cosas a la vez.

Ha insistido en que no tiene formación técnica, sino “personal y política”, pues “por desgracia” no pasó de Cuarto y Reválida, y ha asegurado que no recuerda algunas cosas del expediente de la residencia de Xátiva, porque tiene “memoria histórica, pero tanta no”.

Rus ha manifestado que cuando le citaron en la comisión tuvo que buscar lo que era Savia, a la que se ha llegado a referir como “Avia”, y ha considerado que si hoy está aquí es porque ha confiado en gente de su entorno que le grababa, y por eso ha “pagado lo que ha pagado”.

En su última intervención, Rus ha dicho que irá a Les Corts “las veces que haga falta” y ha confesado: “he venido aquí con mucho gusto, no sé a qué, pero he venido aquí con mucho gusto”, aunque era como si le “hablaran del Anderlecht”, un equipo de la liga de fútbol belga.

Además, se ha mostrado convencido de que su abogado le “pegará un palo” por haber hablado tanto, porque le había dicho que “no hablara nada”, pero, según ha confesado, no puede “estar callado” salvo que esté afónico, y no era hoy el caso.