funcionario
Compartir

El Ayuntamiento de Aldaia ha informado que ha ganado el juicio contra el funcionario municipal expedientado que denunció al alcalde Guillermo Luján. El primer edil suspendió de empleo y sueldo a este empleado del Ayuntamiento por prestar servicios privados para otra administración durante un largo periodo de tiempo.

Una vez fue conocedor de los hechos, Guillermo Luján expedientó a este funcionario con una sanción de tres años sin empleo y sueldo. Ahora, el juzgado confirma que el alcalde actuó correctamente.

En esta línea, los socialistas insisten en pedir al PP de Aldaia “que explique cuál es su relación con el funcionario, y si comparten su ánimo de represalia personal contra el alcalde”. Al mismo tiempo, lamentan “que haya regresado el PP local más negro, el de 2010 y 2011, que basa toda su actividad en embarrar y judicializar la vida política de Aldaia, y en intentar degradar la reputación de sus adversarios políticos, como única cosa que ofrecer a los vecinos y vecinas”.