Compartir
El Ayuntamiento de Albal ha iniciado una campaña de información y sensibilización sobre limpieza y sostenibilidad del pueblo. Una de las principales preocupaciones ciudadanas plasmadas en los diferentes procesos de participación que se han llevado a cabo.

Entre las primeras medidas que se han adoptado destaca el cambio de ordenanzas municipales de convivencia ciudadana, buen gobierno, limpieza viaria y recogida de residuos sólidos y tenencia y protección de animales.

Entre las más significativas, se incluye la obligación para los propietarios de perros de llevar utensilios como bolsas o similar para la limpieza de excrementos de sus animales, siendo obligatorio los recipientes con líquido para diluirlo. También se hace hincapié en la obligación de depositar las bolsas de basuras debidamente cerradas y en el horario establecido en los contenedores correspondientes. Otra de las medidas será el aumento del personal y de los servicios de recogida de basura y limpieza viaria.

No obstante, para el alcalde de Albal, Ramón Marí, es “prioritario realizar esta campaña con tantas vertientes de actuación, porque es lo que nos piden los vecinos y vecinas continuamente. Buscamos que la gente conozca no solo sus obligaciones, sino también todos los servicios gratuitos que tienen a su disposición para colaborar en mantener el pueblo perfecto”

En definitiva, que la convivencia, higiene y buena imagen en la vía pública del municipio vayan de la mano.