Compartir

El president de la Generalitat, Ximo Puig, ha destacado la decisión del Ministerio de Fomento, José Luis Ábalos, de asumir las reivindicaciones de la Comunitat Valenciana en favor del Corredor Mediterráneo, así como el compromiso de no prorrogar los peajes de la autopista AP-7 una vez expire la concesión de sus tramos.

En estos términos se ha expresado el jefe del Consell tras la reunión que ha mantenido con el ministro en la que también ha participado la consellera de Vivienda, Obras Públicas y Vertebración del Territorio, María José Salvador, y las direcciones tanto de la Conselleria como del Ministerio.

Puig, que ha agradecido la “sensibilidad” del ministro respecto a las reivindicaciones valencianas, le ha entregado a Ábalos la Agenda Valenciana de Infraestructuras y ha anunciado que se establecerá una comisión mixta entre el Ministerio de Fomento y la Generalitat para “establecer una dinámica de cooperación, de colaboración y de trabajo conjunto”.

Ábalos
Ximo Puig y José Luis Ábalos en el Palau de la Generalitat.

Por su parte, el titular de Fomento ha asegurado que es “consciente” de las reivindicaciones “justas” de la Generalitat. En este sentido, ha añadido que atenderlas no implica dar un “trato de favor” a la Comunitat Valenciana, sino ofrecer “un trato de justicia”.

Ábalos ha explicado que se conformarán diferentes comisiones para abordar temas como el Plan de Cercanías, la política de vivienda o la liberación de la AP-7, así como la comisión permanente Ministerio-Generalitat anunciada por el president, con el objetivo de que “se planteen periódicamente las reivindicaciones”.

Además, el ministro ha informado de que emplazará a la comisaria europea de transportes, Violeta Bulc, con quien se reunirá en la próxima semana, a que las conexiones ferroviarias de València con el Atlántico y el Cantábrico figuren como prioridades en el mapa de corredores de la Unión Europea.

La AP-7 será gratuita a partir de 2019