Rajoy
El expresidente del gobierno, Mariano Rajoy, a su llegada a la oficina del registro de la propiedad en Santa Pola.
Compartir

El expresidente del Gobierno Mariano Rajoy vuelve a la Comunitat Valenciana, concretamente al municipio alicantino de Santa Pola donde tiene su plaza como registrador de la propiedad.

Tras renunciar a su escaño en el Congreso de los Diputados el pasado 15 de junio y abandonar definitivamente la vida política, hoy Rajoy arranca una nueva etapa que paralizó hace cerca de 30 años para involucrarse en el Partido Popular.

El exlíder de Génova tomó posesión de la plaza durante la pasada jornada para conocer al personal con el que trabajará, un equipo formado por siete empleados. Según Francisco Riquelme, registrador que ha estado ocupando interinamente la plaza de Rajoy, el expresidente se ha mostrado “encantado” con el lugar de trabajo y es que asegura que “tenía ganas de incorporarse a su vida normal y privada”.

El mismo Riquelme ha explicado que Rajoy vivirá en Santa Pola aunque “los fines de semana tendrá que ir a su casa, como cualquier funcionario” y ha asegurado que “se pondrá al día” rápidamente “porque es una persona inteligente”.

El expresidente del Gobierno Mariano Rajoy, durante un paseo esta mañana por el paseo marítimo de Alicante.

El primer día de Rajoy en el registro de Santa Pola

Al igual que hacía en el Palacio de la Moncloa, el expresidente del Gobierno ha realizado ejercicio a primera hora de la mañana por el paseo marítimo de Alicante, próximo al hotel en el que se hospeda cerca de la concurrida playa del Postiguet, poco antes de arrancar su jornada laboral.

A su llegada al registro, minutos antes de las 10 horas, Rajoy ha declarado ante los medios que retoma su empleo sin sentirse “nervioso” y “tras muchos años dedicado a la vida política”. Durante la entrada han sido varios vecinos de la localidad alicantina quienes han recibido a Rajoy con elogios y gritos de “¡presidente, presidente!” asegurando además estar alegres de su estancia en el municipio.

Rajoy también ha querido ser franco con los periodistas remarcando que se ha “retirado de la política” y que vuelve a “donde estaba” por lo que “no hay mucho más que decir”.

El exlíder popular permanecerá en el despacho hasta las 17 horas de la tarde, momento en el que finalizará el horario de atención al público en el registro de la propiedad número 1 de Santa Pola.