Compartir

El Consorcio Provincial de Bomberos de Valencia (CPBV)  ha hecho efectiva esta mañana la incorporación de la Unidad de Rescate en Emergencias y Catástrofes (UREC). El grupo especializado está formado por 22 bomberos que se han formado durante tres años con pruebas de gran dureza física. Esta unidad se movilizará en caso de gran catástrofe como un terremoto, pero también en explosiones, lluvias intensas, catástrofes naturales y emergencias con múltiples víctimas.

“La UREC supone una mejora en la calidad del servicio prestado por el Consorcio, que permitirá atender de forma integral determinadas emergencias en la provincia de Valencia, aunque también en toda la Comunidad Valenciana y en otras comunidades siempre que la colaboración sea autorizada por la dirección operativa del Consorcio”, ha explicado el jefe de la Unidad, Moisés Belloch, durante la presentación en el parque de bomberos de L’Eliana.

El presidente del Consorcio, Josep Bort, ha asegurado que ha sido “un proceso largo y estamos dando un paso importante, que es solo el principio. Este es un punto de partida y a partir de ahora seguiremos avanzando. Contamos con la última tecnología y con efectivos concienciados e involucrados en esta labor”.

El grupo cuenta con las más avanzadas tecnologías para detectar víctimas y sofisticadas herramientas de trabajo. En concreto, dispone de 2 detectores electrónicos de personas, con seis sensores cada uno para determinar movimientos sísmicos y acústicos de la víctima. También tiene 2 cámaras de visión normal con cabezales que giran 180 grados.

Además, la UREC utiliza un láser para controlar la seguridad de las estructuras que alerta de cualquier mínimo movimiento en edificios que todavía siguen en pie en la zona afectada.

El Consorcio ha dotado a la UREC con dos furgones con capacidad para 5 bomberos cada uno y donde se transporta todo el material y herramientas. El grupo tendrá dos bases, una en Chiva y otra en Alzira, desde donde, en caso de catástrofe, se les movilizará para una intervención rápida. Los especialistas tienen que estar permanentemente localizados.

Este grupo especializado es uno de los pocos existentes en toda España. Tan sólo Madrid cuenta con otro grupo en funcionamiento especializado en emergencias y catástrofes. Varios miembros de la UREC tienen gran experiencia en intervenciones en el extranjero, como terremotos en Turquía, Pakistán, Haití y Argelia, entre otros.

Los especialistas de la UREC se han formado durante un periodo de tres años. Tras unas pruebas de selección teóricas y físicas que incluyen prácticas en galerías subterráneas y ejercicios en altura, han realizado un curso de formación de 80 horas. Además, tiene dos entrenamientos cada mes para continuar formándose. “Se trata de emergencias en las que trabajamos en espacios confinados por lo que debemos tener mucha elasticidad y habilidad para manejar herramientas que pesan hasta 25 kilos en posiciones muy complicadas”, ha detallado Belloch.